Somos un encuentro

inusitado de personas con diferentes

formaciones y caminos recorridos.

 

Nos gustan los saraos, las largas charlas,

escuchar, aprender y enseñar,

crear contextos de colaboración.

 

Creemos que las organizaciones, así como las personas, necesitan raíces y alas. Raíces para cultivar su esencia. Alas para innovar y reinventarse. Una cosa refuerza a la otra.

 

Juntamos prosa y poesía, somos integrales,

sistémicos, inquietos, curiosos. 

Somos Sarau. 

Construimos vínculos para la generación 

de valor compartido.

lo qué nos mueve